jueves, 10 de noviembre de 2011

GUATINí Nro 82, AÑO IV

                              



Estimado amigo y colega Ramón Espino:


Te envío estas preguntas 'endecimadas' para que elabores las respuestas. Es la entrevista que te advertí días atrás. 
Te envío cantidad de versos por respuestas, si necesitas más espacio,  trata que sea una décima completa.
Si necesito hacer alguna aclaración de tu respuesta, la hago y luego completas la décima, OK?
¡Pues arriba, León, que los vena'os 'juyen'!

ENTREVISTA ENTRE DECIMISTAS
 El León de Las Tunas RAMON ESPINO VALDES 
(Especial para Guatiní)


                                              Freya Hostar Nistal (Chile)

Mi fotoHoy llega Cielo Claro, invitada a Guatiní. Hermosa chilena, colega virtual de Sala de Escritores, Foro dirigido por la espectacular mujer y poetisa excelente Marien, o mejor Tania Alegría, Fue a principios de siglo cuando comencé a visitar esta Sala y desde entonces hemos mantenido la misma relación de amistad colegiada en la Literatura, al igual que con Anaxágoras, etc. Hoy llega Freya con este poema que encontré en Biblioteca Siglo XXI, le pedí permiso para su publicación y aquí está para Uds.

Freya nació en Santiago de Chile y creció en el seno de una familia refugiada de la Guerra Civil Española. Desarrolla un gran sentimiento social y una profunda atracción por la Literatura
Obras publicadas:
De silencios y olvidos, (Poesía) Sello Colección Biblioteca Digital Siglo XXI (2010)

DESABRIGADA

Desabrigada,
a tu calor mi piel se fue acercando
consentida en tu instinto
fui espejo en tus esquinas
entibiando la doctrina
del reloj de ternura,
comprometiendo un pulso urgente
me abrazó tu vuelo de ensueño
rodeándome de verdores
que de amor me dolía el alma
de tanto que te quise.


ALEJANDRA MENASSA (Argentina)

 Premio Nueva gente 2001 de la Asociación de Artistas y Escritores Española, - Premio de la Asociación Internacional de Escritores y Artistas al mejor libro de poesía 2006, por La piel del deseo. Editorial grupo Cero, -Premio de la Poesía Pablo Menassa de Lucia 2003 al libro La muerte en casa, - Premio Estrella digital 2005 al poema Criptomemoria.




EL CARNICERO.

En el metal, en el filo, en los altos hornos
donde se fundió y en las altas manos de obrero
que lo hizo nacer.
Pero en el hombre no, en el hombre
hace mucho que no...
En el guante plateado,
en su red donde nadan peces muertos
sus dedos,  y en los dedos que tristes
trenzaron su espiral.
Pero en el hombre, no,
en el hombre hace tiempo que no.
En la piedra que al metal interesa,
donde yace una res que va a ser
rematada, porque después de muerta,
en la res sí, y en la piedra sí...
Pero en el hombre no, en el hombre
hace años, lustros, décadas
que el carnicero, no.

                         

JORGE CASTAÑEDA (Argentina)

Poeta, escritor y periodista argentino nacido de padres rionegrinos en la ciudad de Bahía Blanca y radicado en Valcheta, provincia de Río Negro.
Ha publicado los siguientes libros: La ciudad y otros poemas, Poemas breves, 30 poemas”, “Poemas sureños”, “Sentir patagónico”, “Los atabales del tiempo”, “Valcheta, un pueblo con historia” y “Suma Patagónica”, “Pilquiniyeu es un chancho que vuela” edición digital “Que de libros” Ediciones, “Por la vida y por la Patria” Poemas edición digital “Que de libros” ediciones.
Tiene inéditos: “El lirio de los valles”, “Crónicas & Crónicas”, “Donde llora el ornitorrinco”.



UNA CANCIÓN PARA MACONDO

 Entre el hielo y los imanes
Macondo es cualquier lugar
Con el galeón con los clanes
Los Buendía los Iguarán.

 Cien años de las estirpes
Cien años de soledad.
Con el bueno de Angarita
Quién no quiere levitar.

 Cuando llegan los gitanos
Es tiempo para mercar
De Ursula son las alhajas
De Arcadio poder soñar.

 Los instrumentos lo dicen
El progreso lo dirá
Si hasta la tierra es redonda
Nadie lo puede dudar.

 Mariposas amarillas
Por Macondo volarán
A Mauricio Babilonia
Con su vuelo anunciarán.

 Las encías muy orondas
De Melquíades sonreirán
Su dentadura postiza
Solo acusa novedad.

 García Márquez lo supo
Macondo es cualquier lugar:
Todos somos Buendía
Todos somos Iguarán



Liz CarreñoLIZ CARREÑO (México)

Nace en 1974 en la ciudad de México, D.F.; de nacionalidad mexicana y salvadoreña. Arquitecta, egresada de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), con especialidad en Restauración y rehabilitación de edificios históricos. Diplomado en Literatura en la British Columbia College en Vancouver, Canadá. Actualmente, maestrante en Ciencias de la Educación y dedicada al diseño interior y la construcción privada. Docente en la facultad de arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).  Sus participaciones literarias han sido variadas:  artículos periodísticos, culturales, críticas literarias, poesía, narrativas, versos libres, ensayos y cuentos; según el rubro del medio a publicar.


AMOR SIN PIES NI CABEZA
Le pregunté si regresaría; después de esa tarde en la que escribimos un sueño, donde su voz en mi oído creó recuerdos que hoy existen bajo su propia confesión. Mi bien amado, el de rostro perfecto que me encauzaba y dejaba correr libre la arena del tiempo construyendo castillos.
Me desnudaba en la locura de sus ojos; esos que prometí no olvidar, ni su brillo de uvas maduras que extenuaban mis instintos. Su perfil moldeado cual pieza artesanal resguardaba cada suspiro de mi pecho, colmado en la fortuna de quererlo hasta quedarme vacía.
Ese hombre con labios de claves de sol me entregaba una sonata en cada beso, porque en su boca cada trago era una historia diferente del mismo delirio. Acariciaba sus pómulos ásperos con las yemas de mis dedos limpios de ausencias y manchados de sol, pintando con calor su palidez.
¡Y es que lo amo por dios!… desde el contorno de su sombra hasta el regalo de sus más sencillas cotidianidades que me doman la razón.
Este alucinado amor tatuado en mi piel me hizo conservarlo cerca de mí; porque sigo siendo la misma desquiciada que entre sus piernas se perdía, porque decía que no creía en las despedidas, porque todavía termino las veladas sollozando su nombre;
pero ahora por siempre, con su cabeza entre mis manos…

LUCIO ESTEVEZ (Cuba/EUA)

Desde adolescente se manifestaron en él las inclinaciones hacia la lectura y obras literarias, tiene en su haber poemas escritos desde l950. También ha escrito teatro y cuentos Ha ganado diferentes premios literarios y sus obras aparecen en varias antologías de Cuba, también en Periódicos y revistas de Cuba, México y Los Estados Unidos de América. Promotor de los valores jóvenes ha sido inspirador y canalizador de Tertulias y Encuentros Literarios. Además de poeta es pintor y tiene un libro publicado, Sur y Poesía, escrito en los Estados Unidos en los años 1957-1962.
Actualmente prepara varios libros de poemas para futuras publicaciones



Del Libro, HORIZONTE DE PALOMAS

Fragmento Nro. 11




Como un tierno pan

 puesto en una mesa,

por la mano de un ángel,

entras tú a mi corazón..


En el registro de mi memoria

no hay ninguna visión parecida a ti

párrafos de una carta congelada,

pañuelos de adiós en un lejano puerto,

                        naufragios repentinos, nombres, fechas...


Ante tu presencia lo he olvidado todo,

en mi mente sólo existe tu figura

como una tierna paloma

encerrada  por un ángel

en la jaula de mi pecho.

STELLA MARIS TABORO (Argentina)
SIN TíTULO

Como en un lecho
tu cuerpo será mi mar
Mis besos de terciopelo,
bordarán tu cuello, tu boca.
Pondremos blancas azucenas
para sean nuestras  sábanas
y reviviremos un atardecer y noche
para plasmarlo de ternuras
porque el amor es una rosa plena
de suaves pétalos
!




ERNESTO R. del VALLE (Cuba/EUA)
Tiene publicado Miercoles de ceniza (Cuentos) Edit. Voces de Hoy 2010. Alabanzas y alucinaciones (Poesía) Edit. Glorieta.
Mención Concurso de Poesía INternacional de las Escuelas Lincoln-Martí (2005) 1er Premio en Concurso de Relatos Cortos auspiciado por la Edit. Voces de Hoy. 2010
 Obtuvo recientemente el 2do lugar en el Concurso de Poesía Clásica y Libre auspiciado por el Foro Internacional Rimando 2011. Editor de la Revista GUATINí. 


INSOMNIO

La báscula del sueño, detenida
en el centro raigal de la conciencia
buscando el fiel legítimo, la urgencia,
cual máscara de fiebre contenida
.
Revuelo de paloma consentida.
Ergástula de afanes. Contingencia
urdida en un estambre de abstinencia.
Breves alas de cera derretida.

El sueño roto en párpados abiertos
devorado por la sombra chinesca
que se alarga sin tiempo y sin matriz.

Y el hombre con sus ojos casi yertos
esperando en su insomnio a que amanezca
y arrancarse la sombra de raíz.


ADA ELBA PÉREZ



A UN AMIGO QUE ME REGALABA MUCHAS FLORES
Qué mansamente incierto es el espejo.
Copia con frialdad la última capa
de una simple muchacha que se pinta los párpados.
Ese mueble acechante me devuelve
a los umbrales de las multitudes,
y la muchacha es extraña a los que pasan
desde que tú moviste las hojas y los parques.
¿Quiénes ahora tendrán también estrellas
en estos mismos muros y semáforos?
Esta mujer que duerme sumergida en tu pecho
ha salvado la noche de morir como flores.
Sacude en el espejo su silueta apurada,
lógica en punto para darse al día.
Atraviesa la calle y se pregunta
si tendrá tiempo de llegar temprano
y si esta vez escribirá un poema.

El punto medio
Por Nuria Barbosa León, periodista de Radio Habana Cuba y Radio Progreso
Para Denis Garcell Martín hubo un antes y un después de 1959, su vida transcurrió en la ciudad de Holguín y recuerda la casa de su primera infancia construida de tablas con techo de yagua, piso de tierra, letrina por fuera y sin luz eléctrica.
Vivían en la periferia, en un lugar llamado Salida de San Andrés, porque ese era el camino para acercarse al poblado del mismo nombre aledaño a la ciudad.
Su memoria detalla un barrio sin calles asfaltadas, con casas improvisadas y colocadas sin orden, los pobladores no tenían otros recursos que brindarse solidaridad porque la marginalidad los consumía en la miseria y la exclusión.
Su madre se dedicaba a la costura, cobraba centavos por cada pieza, su padre en tiempo de zafra cortaba caña y en tiempo muerto fabricaba carbón que luego vendía en el pueblo, todo para alimentar a cinco hijos: cuatro hembras y un varón.
Asistió a la escuela primaria conocida por la Pública No. 13, ubicada en Garayalde y Morales Lemus, por lo cual transitaba por el centro de la ciudad caracterizada por muchos anuncios lumínicos, comercios destellando mercancías que obsesionaban al consumo, pueblo deambulando en busca de trabajo y campañas electorales promocionando a un político comprometido con planes para no cumplir.
La década del 50 fue muy convulsa porque se conoció el golpe de estado ejecutado por Fulgencio Batista, la popularidad del Partido Ortodoxo y la muerte de su líder Eduardo Chivás, el asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, la represión desatada contra cualquier foco revolucionario, el juicio a los moncadistas, la amnistía y la excarcelación de Fidel, la llegada del yate Granma a Las Coloradas y por último la presencia de los rebeldes en la Sierra Maestra.
La historia corría de boca en boca, y en los últimos días del mes de diciembre de 1958 la parte de la ciudad que gozaba de energía eléctrica sufrió un apagón proporcionado por un sabotaje llevado a cabo por una célula del Movimiento 26 de Julio.
A pesar de ello, el 1ro de enero la gente conoció la noticia de la partida de Batista y el pueblo recorrió las calles en una gran fiesta popular espontánea para festejar el triunfo, no hubo convocatoria y nadie la organizó.
Luego llegó el momento del alistamiento en las Milicias, Denis Garcell Martín vio la posibilidad de realizar un bien colectivo y saldar una deuda luego de escuchar el discurso de Fidel pronunciado el 26 de octubre de 1959 para armar a todo el pueblo en la lucha contra las bandas contrarrevolucionarias.
Recuerda con nitidez la partida del tren en diciembre de 1960 hacia el centro del país luego de una breve preparación militar consistente en marchas, cavar trincheras, caminar, arme y desarme, guardias y charlas políticas.
Llegaron al Escambray con un gran cansancio provocado por una caminata en terreno montañoso portando una mochila en la espalda con el avituallamiento de la supervivencia, el peso de un arma, los pies llenos de yagas por las pesadas botas, hambre en el estómago por la comida escasa y un frío tremendo que no los dejaba dormir en paz a la intemperie.
Así se distribuyeron las primeras misiones consistentes en cuidar la casa de los campesinos que fueron trasladados a Pinar del Río para protegerlos de los combates, la vigilancia las 24 horas ante la cercanía de bandidos, las emboscadas a cualquier hora del día y las largas andanzas para cerrar el cerco contra las bandas de alzados.
Hasta el mes de abril duró esa movilización, donde sólo el recuerdo de la familia y una mesa servida eran las imágenes alucinantes que se guardaban para no perecer o desistir, la voluntad de no volver a un pasado de miseria y los gestos de solidaridad brindado por el resto de la tropa fueron los motivos suficientes para no claudicar.
El saldo resultó una proeza, en sólo cuatro meses se capturaron a 56 alzados, y a Denis Garcell Martín le valió para comprender que en su vida hubo un antes y un después.

EL RINCÓN DE LA DECIMA

Proyecto ORALITURA ha compartido una publicación contigo
Queridos amigos, sé que a muchos no les interesa para nada la improvisación, y que otros, incluso, podrían enseñarme a mí, pero les agrecederé si saben de alguien a quien pueda interesarle y serle útil participar del Primer Curso Online de Técnicas de Improvisación Poética, que impartiré desde Madrid a principios del 2012. Me bastará entonces con que me ayuden a su difusión.

El curso está pensado no solo para improvisadores tradicionales (repentistas, payadores, huapanguerso, galeronistas, cantadores de mejorana, troveros, trovadores, etc.), sino también para raperos, salseros, soneros, compositores, cantautores, actores, narradores orales, flamencos, etc.
Toda la experiencia acumulada y más de 20 años de investigación volcados como nunca antes en esto.

Podrán tener más información en


Grupo de Facebook: https://www.facebook.com/groups/cursodeimprovisacion/
En mi Twitter: @DiazPimienta
Webwww.cursodeimprovisacion.jimdo.com
inv2.jpg 

MIÉRCOLES DE CENIZA
(Relatos cortos)
Autor: Ernesto R. del Valle
De venta. Haga click   ►aquí◄ 

9 comentarios:

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

El poeta Ramón Espino Valdés envío el siguiente comentario desde México.

Amigo Ernesto, me alegro mucho al saber de que Péglez publicará la entrevista. Esa idea está muy buena y yo no conozco antecedentes de que ese trabajo se haya presentado en décimas por algún periodista o poeta. A mí me parece que eres el primero con esa idea, ¿OK? De todas formas se pueden seguir las averiguaciones pero la continuidad de nosotros sigue y será muy bonito y efectivo para que muchos poetas participemos en ese tipo de entrevistas en puras décimas. Ya de entrada te doy 100 puntos por esa brillante idea. Un fuerte abrazo de El León de Las Tunas. Chao.

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

La querida colega colombiana María del Pilar me envío el siguiente comentario:

Hola Ernesto...
Te saludo para felicitarte por la revista. Me gusta mucho el diseño que tiene. Es limpio, claro, sus imágenes muy detalladas e interesantes artículos y protagonistas de los mismo.
Bien! te felicito.

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

La querida amiga Dra. Mayra Almanza, desde Ohio me envía el siguiente comentario:

Mi buen amigo, muy buen resumen, cada dia mejor, felicidades y ya sabes que te deso el merecido crecimiento de tu exito.

Anónimo dijo...

Mil gracias por incluirme de nuevo en tu espacio Ernesto, me halaga poder ver mis letras al lado de personas tan talentosas. Haces un trabajo espléndido en pro de la literatura, siempre vigente, siempre creando, siempre aportando. Un verdadero placer compartir contigo.
Un abrazo y mi cariño vitalicio.
Liz Carreño.

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

Estimada Liz. Na da de vitalicio en el afecto y cariño que sentimos uno por el otro. Cada día se renueva y hace más fuerte y duradero. Oye, espero tu visita por Miami. ¿cuándo es? Recibe mi agradecimiento por tus palabras y mi abrazo urgente. El Editor.

Estrella del mar dijo...

Gracias por darme un lugarcito
en este sitial de grandes poetas

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

Gracias estrella, por tu comentario. Siempre hay una estrella en el cielo de los poetas, por lo que no puedes faltar. Recibe mi saludo, mis afectos y un fuerte abrazo.
El Editor.

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

El oeta y colaborador de la Revista Angel (Lucio) Estevez me ha hecho llegar el siguiente mensaje para esta Edición:

"Como verás me levanté por la madrugada para leer la Revista número 82, en la que siempre encuentro un oasis cultural para beber la belleza de las artes literarias que son alimento para el espíritu y acicate para nuevas inspiraciones pero además conocer nueva gente en el ámbito poético internacional.
Liz Carreño en su poema Sin pies ni cabeza, hace un derroche imaginativo desbordante en contenido y a la vez respetando el uso de formas poéticas donde la calidad es en él característico.
Jorge Castañeda en su Canción para Macondo, nos hace volver a las páginas de 100 años de Soledad
y recordar que en nuestra América todavía hay muchos Macondos.
Stella Maris con su dulce Poema de Amor, nos hace sentir ese bienestar que nos convence de que el
amor aún existe y que hay almas donde el romanticismo se transforma en poesía cuando la técnica
literaria está acompañada de talento.
El Insomnio, del Ernesto R. del Valle, hijo pródigo de su incansable inspiración, continúa siendo una pauta para seguir disfrutando de una obra artísticamente positiva donde imágenes, sueños y realidad se funden en un lenguaje literario cualitatvo cargado de vivencias y que siempre lleva a la reflexión.
Ada Elsa en su poema A un Amigo, reafirma su cotidianidad poética, tan llena de sugerencias donde
una aparente sencillés nos lleva a la profunización de una poesía donde la sinceridad es expresión
de un alma llena de jovialidad y pureza.
La crónica, como puede calificarrse al trabajo de Nuria Barbosa, es una prueba de que escritores no
olvidan los asuntos históricos de la patria y contribuyen al conocimiento de una época donde la
épica fue el denominador común de las acciones heróicas de todo un pueblo,
En fin, cada nueva Edición de Guatiní, es una colección de creación literaria que mucho agradecemos pues nos
mantiene al día en el desarrollo de las artes en general y nos impele a seguir en este difícil oficio de
escritor que aunque nos satisface, mucho cuesta, pues se paga con horas de insomnio como tú bien dices en tu poema
Un abrazo para ti y todos los colaboradores de la revista.
Lucio Estévez

ERNESTO R. DEL VALLE dijo...

Quiero agradecer el comentario del escritor y poeta Lucio Estevez, añadiendo a la vez que su colaboración a la Revista, al igual que todas las que llegan, es un ejemplo de buena poesía, apegada en su caso, a los valores genuinos del Amor a la pareja. Al margen de nuestra amistad de años. Gracias por tu comentario, estimado hermano. Un abrazo.